ECOCARDIOGRAMA ESTRÉS DE EJERCICIO

El ecocardiograma de ejercicio es la modalidad recomendada a pacientes referidos a eco estrés que son capaces de ejercitarse. Es una herramienta segura y más fisiológica que el eco farmacológico. Este tipo de estudio ha sido desarrollado como una alternativa a la ergometría y tiene como ventaja adicional que permite establecer la presencia, localización y extensión de isquemia durante el estrés. Y además permite evaluar pacientes con anormalidades en ECG de reposo.

El eco de ejercicio permite detectar alteraciones segmentarias de la contractilidad de manera más precoz en la cascada isquémica, tiene mayor sensibilidad y especificidad que un ergometría simple, mayor valor pronóstico y además me permite valorar valvulopatías y presiones pulmonares durante el ejercicio

Requisitos previos:

No ingerir alimentos en las 4 horas previas, el paciente no debe tener impedimento físico para caminar, si toma tratamiento con fármacos betabloqueantes (bisoprolol, atenolol, nevibolol, metoprolol) es recomendable suspenderlos (previa consulta con su médico tratante) dos días antes de la prueba, traer su orden de examen, traer informes y tratamientos previos.

Procedimiento: En primer lugar se adquieren imágenes del Corazón en reposo y se graban en el equipo de eco. Posteriormente mientras se realiza el esfuerzo sobre una banda sin fin se va monitoreando al paciente con electro y eco tomando imágenes en el momento del máximo esfuerzo que posteriormente son comparadas lado a lado con las imágenes previamente grabadas.

La sensibilidad (capacidad de la prueba para detectar la enfermedad) y especificidad  (capacidad de la prueba para descartar la enfermedad) de un eco ejercicio es 80–85% y 84–86% respectivamente. Similar a un eco farmacológico con dobutamina. Mientras que la ergometría simple apenas tiene una sensibilidad de 68% y una especificidad de 77%. Existen trabajos científicos que demuestran que el eco de ejercicio detecta isquemia en 1 de cada 6 pacientes con sospecha de enfermedad coronaria y ergometría normal.

En resumen:

El eco de ejercicio por su seguridad, capacidad diagnóstica y pronostica, debe ser considerado como una técnica de primera línea para pacientes con enfermedad arterial coronaria sospechada o confirmada.

Es de elección en pacientes con ECG anormal o para aquellos con resultados no concluyentes en la prueba de esfuerzo. Entre las diferentes técnicas de ejercicio se prefiere el eco de ejercicio sobre banda sin fin con adquisición de imágenes en pico de esfuerzo, debido a su mayor sensibilidad.