¿QUÉ ES Y CÓMO SE REALIZA? (Identificación y descripción del procedimiento)

Es una técnica diagnóstica fundamental que se utiliza principalmente para el diagnóstico del dolor de  pecho y para valorar la respuesta del corazón ante el ejercicio. Su uso en la enfermedad coronaria se fundamenta en la capacidad de poner de manifiesto alteraciones cardiovasculares no presentes mientras el paciente está en reposo y que pueden ocurrir con el ejercicio físico.

Se realiza estando el paciente en ayunas de 3 horas, debe venir con ropa cómoda y zapatos deportivos, en el caso de hombres es aconsejable venir con el pecho rasurado; en caso contrario si es necesario se procederá a rasurar en el sitio donde se colocan los electrodos. Antes del inicio de la ergometría, se realizaran dos electrocardiogramas: uno con el paciente acostado  y otro de pie. Una vez iniciada la prueba de esfuerzo, se obtendrá una monitorización electrocardiográfica continua. Usted se colocará en la caminadora y comenzara a andar y cada 3 minutos se ira aumentando la velocidad de la banda progresivamente, de acuerdo con unos protocolos predeterminados (el más utilizado es el protocolo de Bruce).

La prueba suele durar entre 6-12 minutos. Importante ir comunicando al médico como se siente durante la prueba.

La prueba se suspenderá en caso que ocurra alguna de las siguientes situaciones:

  • Alcanzar el esfuerzo máximo del protocolo o el 85% de la frecuencia cardiaca máxima esperada para la edad.
  • Anormalidades en el electrocardiograma.
  • Dolor torácico intenso.
  • Cuando usted esté demasiado cansado para continuar .

¿PARA QUÉ SIRVE? (Objetivos del procedimiento y beneficios que se esperan de él)

Permite  evaluar si hay datos de enfermedad coronaria (isquemia) al esfuerzo.

En su actual estado clínico, los beneficios derivados de la realización de esta prueba superan los posibles riesgos. Por este motivo se le indica la conveniencia de que le sea practicada. Si aparecieran complicaciones, el personal médico y de enfermería que le atiende está capacitado y dispone de los medios para tratar de resolverlas.

¿QUÉ RIESGOS PUEDE HABER? (Conforme a la experiencia y al estado actual de la ciencia, o en relación directa con este tipo de intervención)

Generalmente, Los riesgos son muy bajos. Profesionales de la salud lo vigilarán durante todo el procedimiento. Las complicaciones infrecuentes ocasionalmente pueden presentarse elevaciones o descensos transitorios de la presión arterial y excepcionalmente alguna complicación grave como:  Infarto de miocardio. En su situación clínica actual, los beneficios derivados de la realización de esta prueba superan los posibles riesgos. Por este motivo se le indica la conveniencia de que le sea practicada. Si aparecieran complicaciones, el personal médico y de enfermería que lo atiende esta capacitado y dispone de los medios para tratar de resolverlas.

¿HAY OTRAS ALTERNATIVAS AL PROCEDIMIENTO

Esta exploración está indicada de modo preferente cuando el paciente puede realizar el ejercicio.